Kits solares sin baterías para autoconsumo directo

Mostrando 1–18 de 25 resultados

España es uno de los países de la Unión Europea con mejores condiciones climáticas para el uso de energías renovables y también uno de los mayores productores y exportadores del mundo de este tipo de tecnología. No en vano, en 2008 llegó a ser uno de los países del mundo con más megavatios instalados. Pero no era así para el autoconsumo fotovoltáico.

Tras una serie de cambios legislativos, esta manera de generar energía limpia se frenó en España durante los últimos años. Pero el día 5 de octubre de 2018, el Gobierno de España decidió eliminar el cargo existente hasta el momento sobre el autoconsumo, además de simplificar los trámites tanto burocráticos como técnicos de estas instalaciones.

También algo importante dentro de este cambio legislativo ha sido el reconocimiento del derecho al autoconsumo compartido, o lo que es lo mismo, que puedan unirse al autoconsumo las comunidades de propietarios, por ejemplo. Hasta este momento, el autoconsumo era un riesgo y un engorro burocrático debido a la legislación al respecto.

Es el momento de invertir en autoconsumo y la mejor opción es el kit solar de autoconsumo directo

Tanto si eres un acérrimo defensor de la naturaleza y tu idea es, por ejemplo, emitir menos CO2 a la atmósfera, como si lo que te interesa es encontrar una forma de ahorrar en electricidad, o si tienes una vivienda en una zona donde no llega la red eléctrica, desde el pasado año tienes la oportunidad de pasarte al autoconsumo.

Dado que, además, en la actualidad existen múltiples sistemas para producir energía para tu hogar y a un precio cada vez más asequible, no hay excusas. Hemos podido comprobar que hoy en día, los kits solares de autoconsumo directo son los más accesibles y los que mejor se adaptan a cualquier hogar.

¿Qué es un kit solar de autoconsumo directo?

El kit solar de autoconsumo directo es el sistema más sencillo de todos los que puedes encontrar actualmente en el mercado y también el más económico. Sobre todo, teniendo en cuenta el ahorro en baterías, que tiende a ser lo más costoso de los sistemas de producción de energía solar.

Está compuesto por una placa o una serie de placas solares conectadas por un cable a un Inversor de Red, el cual, a su vez, se conecta directamente a la red eléctrica de tu vivienda. Toda la energía que generan las placas es inyectada directamente a la red eléctrica de tu hogar.

¿Por qué es el sistema más recomendable para mi hogar?

Tras todo lo que te hemos indicado en las anteriores líneas, ya te estarás haciendo una idea de por qué es el sistema más recomendable, pero, además, ofrece muchas más ventajas como, por ejemplo, que su instalación es de lo más sencilla. Te damos unos ejemplos de dónde sería interesante instalarlo.

En una vivienda unifamiliar aislada, sin acceso a la red eléctrica, el kit solar de autoconsumo directo sería una buena opción siempre que todo el consumo se realice durante el periodo de producción de energía del sistema.

En una vivienda unifamiliar de una urbanización podría instalarse tanto un sistema propio para la vivienda como un sistema para uso de la comunidad. Toda la energía producida por el sistema sería consumida por la comunidad, con el consiguiente ahorro en la factura eléctrica. Sería especialmente recomendable para urbanizaciones con piscina, por ejemplo, donde la energía que consuma la depuradora puede ser generada de esta manera.

En una comunidad de propietarios en un edificio también podría instalarse un sistema comunitario de autoconsumo directo, al igual que en la comunidad anterior. En este caso también lo recomendamos dadas algunas necesidades como, por ejemplo, el gasto eléctrico del ascensor, que podría quedar suplido con la energía producida por el sistema.

En una vivienda particular en un edificio de propiedad horizontal también podría instalarse a nivel particular un sistema de autoconsumo directo. Sería lo más recomendado tanto en servicio como en coste, ahorrando en los consumos realizados durante el día.

¿Qué es el autoconsumo directo sin baterías?

El autoconsumo directo y sin baterías es, simplemente, lo que su propio nombre indica. Se basa en que el sistema obtiene la energía directamente del sol gracias a una serie de placas solares. La envía al Inversor de Red que no la almacena, sino que la inyecta directamente en la red eléctrica de tu hogar, logrando así aprovecharla antes de consumir la que te llega a través de la red eléctrica.

Si la demanda de tu hogar es superior a la que genera el sistema, se utilizará la energía de la red. Si tu demanda es inferior, el sobrante se vertirá en la red. Es un sistema sencillo que te puede generar un ahorro superior al 20 % en el consumo eléctrico de tu hogar.

¿Cómo sé si puedo instalar un kit de autoconsumo directo en mi casa?

Con la nueva ley, ya no solamente se pueden instalar sistemas de producción de energía en viviendas aisladas, sino que ahora es posible hacerlo también tanto en edificios como en urbanizaciones o en muchos otros tipos de edificaciones. Incluso ya que el uso compartido se ha permitido, podrías, además, aprovechar la energía que tu vecino no consuma o viceversa.

Aunque pienses que es difícil cubrir toda la demanda energética de tu vivienda con una instalación solar, si logras adaptar tus consumos a la producción del kit y, al mismo tiempo, contratas una tarifa con discriminación horaria, será posible obtener un ahorro muy superior a lo que esperas.

¿Qué necesito para instalar un kit de autoconsumo directo?

La instalación de este tipo de sistemas de autoconsumo es de lo más sencilla. Lógicamente, la instalación tanto de las placas como del Inversor de Red es recomendable que sea realizada por profesionales del sector. Te lo recomendamos porque te ayudarán con la instalación y te asesorarán sobre cómo ubicar todo el sistema para lograr un mayor aprovechamiento de la luz solar y, por consiguiente, de la energía que se va a generar.

Por tanto, solamente es preciso buscar la ubicación de las placas solares y del Inversor de Red y, posteriormente, conectarlo a la red eléctrica del edificio. Con estos simples pasos ya empezarás a notar la reducción en tu factura eléctrica.

¿Estos kits son para mi vivienda habitual?

Normalmente, recomendamos el uso de este tipo de sistemas especialmente para viviendas habituales, dado que en ellas se aprovecha en mayor medida la energía que se genera, al no almacenarse. De este modo, la mayor parte del consumo se realiza sobre la energía producida por el sistema y se evita el consumo de la energía proveniente de la Red.

De todos modos, puedes utilizar este tipo de sistemas en cualquier lugar, siempre que tengas en cuenta que en periodos nocturnos la producción se reduce a cero y que, al no ser almacenada, esta energía se perdería. En caso de una vivienda aislada de la red eléctrica, es siempre más recomendable el uso de sistemas con baterías.

¿Puedo ahorrar instalando un kit solar?

Con estos kits siempre vas a tener un ahorro, que irá relacionado con tu consumo habitual de energía y con la instalación que hayas realizado. Además, es bastante significativo, y no solo ahorrarás en consumo, sino que también lograrás emitir mucho menos CO2 a la atmósfera.

Te mostramos unos ejemplos del ahorro estimado en deferentes viviendas:

Una vivienda media en Madrid, con un consumo de 120 € mensuales en electricidad y con una instalación de 1 kWp con 4 paneles solares podría ahorrar en un año aproximadamente 259 €. ¡Más de dos mensualidades de tu factura eléctrica!

Una vivienda unifamiliar aislada media en la Comunidad Valenciana, con un consumo de 240 € mensuales y con una instalación de 2kWp con 7 paneles solares podría ahorrarse en un año en torno a 518 €.

Y, además, como te indicábamos anteriormente, si compaginas el kit con una tarifa de discriminación horaria, el ahorro sería mucho mayor.

Te invitamos a que visites nuestra calculadora solar, en la que podrás hacer un cálculo más exacto de lo que te ahorrarías al instalar uno de estos sistemas.

¿Cuánto cuesta comprar un kit solar?

El coste tiende a ser proporcional a la energía que precises y a lo que desees ahorrar. Existen sistemas desde menos de 800 € para producir 500 W, hasta más de 27 000 € que producirían sobre 15 000 W.

Dado que la potencia necesaria en un hogar medio rondaría los 5000 W y, durante el día, el consumo es mayor que en la noche, el coste de un kit solar que te pueda dar un gran rendimiento rondaría los 4700 €, produciendo en torno a 4200 W. Con este sistema, producirías la mayor parte de la energía que consumes durante el día.